06 abril 2007

El parto de la burra

Según mi madre, la burra tarda muchísimo en parir. Y es lo que me ha pasado a mí durante los últimos días, si lo miras con perspectiva. Ahora soy una madre orgullosa.

Tengo en mi poder dos ordenadores viejis: uno del que ya no quiso saber más mi padre, y otro del que ya no quiso saber más mi ex. Este último va la mar de bien, no me quejo, pero el otro era muy suyo. Por ejemplo, no le gustaba reinstalar Windows, y es que era muy de sus cosas. Nada de novedades. Y en señal de protesta, cuando estaba recién reinstalado, todo limpito, se tiraba cosa de un mes o dos superlento, que no lo encendías por no desesperarte. Cuando se le pasaba el enfado, pues ya iba normal.

Como estaba ya cansada de esta actitud, hace un tiempo decidí renovarle por dentro cual yogur de José Coronado. Ya de paso, les di una limpieza a los dos discos duros (formateo al canto). Y pensé "bastará con cambiarle la placa base y la CPU". Jeje.

Me fui tan contenta a la tienda y me llevé una placa base y una CPU normalitas, pensando que no necesitaba nada más en la vida. Allí ya me dijeron que seguramente no me valdría la tarjeta gráfica que tenía de antes, así que tiré por lo rata y me llevé una placa con tarjeta gráfica mierduchi integrada, y en tiempos más felices ya buscaría otra mejor.

Al llegar a mi casa me puse manos a la obra: desatornillé, tironeé, me rompí una uña, me rajé un dedo, me llené de polvo hasta las cejas y conocí a una familia de Chukus que vivían en las tripas del ordenador. Al final conseguí desguazarlo enterito. Aquí está todo lo que saqué de él:


Ya sé lo que siente un forense del CSI.


Para mi sorpresa, la CPU era como los cartuchos de juegos la Sega pero algo más alargada, y traía abrazadito un ventilador que era imposible de enganchar a la placa nueva como no fuera a base de cinta adhesiva. Horror, aquella noche no podría terminar de montarlo. Así que lo dejé como estaba y me fui a dormir.

A la mañana siguiente, lo primero que hice fue volver a la tienda a por un ventiladorcito. La caja me vino muy bien para guardar infinitos-8s :) Y ya que tenía en la placa la CPU con su ventilador, tocaba enganchar todo lo demás, empezando por las memorias. Nuevo problema: tampoco valían. Así que nuevo paseo a la tienda a por memorias, pensando que sería el último. Jeje.

Mi fuente de alimentación, con más años que Matusalén, no daba para tanta nueva tecnología. Por tercera vez en el mismo día, tuve que volver a la tienda (menos mal que no estaba muy lejos) y comprar una nueva fuente de alimentación. Mi tarjeta ya estaba que echaba humo (y yo también). A esas alturas, había perdido casi todo el día y casi todos mis nervios, por no hablar de lo que no había podido hacer gracias al ordenador.

Con la nueva fuente, todo empezó a funcionar... o casi. De los 6 conectores de sonido, ninguno ha querido hacer migas con mis altavoces (la verdad es que a mí también me caen mal). Además, los pines de la carcasa no cuadran del todo bien, y he conseguido que todos hagan lo que se espera de ellos menos el de la lucecita de "encendido". Pero por no volver a la tienda, me conformo con el ruidillo de los nuevos ventiladores. Porque todo lo demás va como la seda!!! :D

6 comentarios:

Oso dijo...

Aún recuerdo la primera vez que desmonté un ordenador completo. Desde luego no tuve que comprar componentes porque en mi casa había una habitación que parecía un desguace: teclados, pantallas, RAM, discos duros de 40 MB (sí, sí, 40 MB, mi primero ordenador tenía nada más y nada menos que 40 MB de disco duro)... Yo tampoco conseguí que se encendiera la luz de encendido. Entonces era joven e inexperto, luego me daría cuenta de qué cable hay que enchufar en qué hueco.

Besos y a disfrutar de tu ¿nuevo? PC.

Una resistencia corriente dijo...

Pues... iba a hablar sobre mis experiencias ordenamentales y demás sucesos en mi casa con instrumentos electrónicos, pero entonces me acordé de esa pareja de antenas y me dicho: "Después de tanto trabajar, un poco de sonrisas a su manera no vendrá mal."
Y así lo voy hacer. Buscando y buscando, creo que he encontrado un chiste friki que no te sabes. Mira mira:

- ¿Por qué los osos blancos se disuelven en agua?
- Porque son polares.

A mi me ha hecho mucha gracia, pero ya sabemos que yo ando un poco a la inversa de tu sentido del humor. De todas formas te dejo la dirección de más chistes. Para que me amargues con ellos.

http://foroteleco.uvigo.es/viewtopic.php?p=48264&sid=69801d034a1e9ff98b9b3639a69544da

Mari Carmen dijo...

Mae mía... Qué paciencia has tenido, yo me hubiese desquiciado en más de una ocasión.

Enhorabuena por tu bebé, y ahora no le malcríes, a cuidarlo bien, que como le coja gusto a los "viruses" estarás perdida!!

Un besote y espero que todo te vaya bien!!

PD: Y no le enseñes a hacer pantallazos!!! ;)

Ligeia007 dijo...

Ains...hablando de pantallazos, ayer mi nuevo disco duro me dio el primero! Y con lenguaje indescifrable incluído (élfico creo). Que orgullosa estoy de él. Diría que ha salido a su padre si supiera quien es, ya que mi windows es pirata (eso no debe decirse públicamente, ¿no? :\). Bah!
Espero que al menos hayas terminado de toquetear, que lo mismo con tanta reforma y componente nuevo terminas con una tostadora en vez de un ordenador (pero y lo bien que ibas a desayunar maja).
Yo empezaré a buscar el diccionario castellano-élfico/élfico-castellano, porque tengo la sensación de que en breve veré más pantallazos...
MUUUUUUUUUUUUUAAAAAAASSSS!!

saricchiella dijo...

xDDDD ojo con los chistes de telecos, qué risura, madreee...

Yo mejor no hablo de mis experiencias con componentes informático-electrónicos... sólo decir que después de muchos años ha salido algo bueno de ellos: el Forfybot!! :D (próximamente en sus pantallas xDD).

Bueeeno... quién necesita lucecitas realmente? Después de las ñapas tan estupendas seguro que te ha quedado un niño la mar de obediente, además ;)

:***************!!!

estrella dijo...

Uno no sabe lo que hay dentro de su ordenador hasta que le quita los tornillos (todos) y lo abre!

Oso: Suerte que tienes, que tenías el almacén en tu propia casa. A mí ya me daba vergüenza ir tantas veces a la tienda :S Y sobre la luz de encendido, ya tengo un contacto que asegura que me conseguirá un conectorcito apropiado... ;)
¡Besos a ti también! (¿Qué tal va el tema del curro?)

Doña Resistencia: Mil gracias por su aportación. Saricchiella y yo nos hemos estado riendo con los chistes XD Ya le contaré alguno, aquí tiene éste de aperitivo:

¿Qué le dice un electrón a otro?
"Buah, tío, ¿nos vamos a dar un voltio?"


Mari Carmen: No, si en más de una ocasión sí que me he desquiciado... tuve un momento de crisis en el que me dieron ganas de tirarlo todo a la basura, pero me contuvieron. Ahora disfruto de los resultados ^_^
Muchos besitos, y espero que todo te vaya genial!!

Ligeia: Una vez que aprende a hablar un idioma, no deja de utilizarlo, así que haces bien en buscarte ese diccionario. Una solución podría ser el lavado de cerebro, para que se olvide de esas tonterías y hable como las personas. Piénsalo ;)
¡Un besazo!

Saricchiella: Ya que tú no hablas de tus experiencias, yo tampoco lo voy a hacer. Sólo voy a dejar aquí esto y esto para quien lo quiera ver :P
:***********!!