29 agosto 2007

Se busca tierra

Hace poco me compré tres cactus.

Supernena Cactus
¡Pero qué mona! :D

Me refiero a éstos:

cactus variados
Son como los que he señalado, pero mucho más bonitos.

Desde que tuvimos a Habichuelo me siento muy comprometida con la vida vegetal, así que he decidido que esta vez no se me pueden morir los cactus. Por mi casa ya han pasado varios de ellos que murieron en poco tiempo, normalmente por sobredosis de agua administrada por mi madre. Ella piensa que es que no los riego, y es verdad, me da pena verlos tan mojaditos. Así que he decidido documentarme: aquí los cuidan con mucho amor de madre para después comérselos (¡qué salvajes!) y leyendo aquí me he enterado de que no les vale cualquier tierra. Hmpf...

Hoy, en busca de una tierra que les haga sentirse felices y queridos a mis cactus, he ido a la floristería. Allí había cientos de cactus para comprar, pero nada de tierra... ¿¿es que quieren que se mueran?? :S :S

4 comentarios:

saricchiella dijo...

La gente aún no está lo suficientemente concienciada con la importancia de la vida vegetal. Menos mal que hay gente que cuida los cactus amorosamente, que si no nos esperaría una revolución cactusil: los cactus aprenderían a mover las raíces cual patitas y se vengarían de todos aquellos que no les tuvieron en cuenta cuando aún no podían salirse del tiesto. A ti te harán un pequeño trono sin espinas, blandido y achuchable, y las primeras víctimas del abrazo peliagudo serán los de la floristería. Hmpf.

(voy a escribir un corto pero YA! Seguro que arrasa en festivales!! xDDDD)

:***************!!!!!!

Heva dijo...

jeje, q graciosa eres sara :D esbribe el corto ya y q lo produzca el gran ekipo de Forfy & Co.

Ay, q me has tocao la fibra sensible con lo de Habichuelo...no sé si lo conocéis todos...en caso negativo, preguntádle a Estrella q ella con todo su cariño lo explica. Resumiendo muy mucho, fue el mas aventajado de toda una generación de judías blancas que planté (de ahi su nombre: de habichuela-> habichuelo). Más adelante tuvo más hermanos, pero no eran habichuelas en realidad, sino semillas de soja.

Fue todo una experiencia muy bonita, Habichuelo creció fuerte y capaz de esquivar la muerte en varias ocasiones, y hasta tuvo 3 o 4 vainas de judías-retoños muy saludables (por cierto, stan en el congelador para una futura generacion de habichuelillos).

La cosa es que en casa experimentamos la sensacion de ver los tallos de soja en una maceta en lugar de verlos blanditos y blancos en un plato de ensalada, y a ver como una judía echa raíces y crece y se poner ergida...y claro, llego un momento en el que cada vez que ves una ensalada te acuerdas del pobre Habichuelo que falleció hara unos 2 meses por enfermedad (una plaga de bichitos...si, son las peores enfermedades).

y yo digo SÍ a los tricactus de Estrella!! y si es necesario me pongo un horario para ir a cantarles saetas para q crezcan sanos y felices y asi no haya ninguna revolución cactusil!

Tere dijo...

Por experiencia te diré que la mayoría de los cactus mueren por exceso de agua. Es tan raro ver secarse a un cactus! que también los hay, me imagino. Ah! en invierno no se riegan nada nada y en verano con una vez por semana hay suficiente, siempre y cuando la tierra tenga buen drenaje. La regla de oro es introducir un dedo en la tierra, si está húmeda no regar, si se ha secado completamente entonces regar. Después de todo este rollo espero que tus cactus sobrevivan ¡pobres!

estrella dijo...

Sí, sigo viva... y vuelvo para responder a los comentarios :)

Saricchiella: El tío de la floristería merece que todos los cactus que murieron por una tierra inapropiada le claven en sueños sus pequeñas púas. Grrrr...

Heva: Pobre Habichuelillo... ¡era tan adorable! Y quiero mucho a mis cactus, pero se nota que con canciones y palabras bonitas no les basta :(
Gracias por tu ayuda!!! :*****

Tere: Gracias por tu consejo!! Uno ya se murió y me dio mucha penita, pero con los que quedan me estoy esmerando. Quizá algún día consiga sacar adelante un cactus como los tuyos... ¡qué bonitos! :D Muchas gracias por pasarte por aquí, ¡vuelve cuando quieras! :D