31 diciembre 2007

Hasta el año que viene

No he podido evitar empezar con la típica frase que se dice en estos días ;)

Hoy se acaba el 2007, un año que para mí empezó ahumada y durmiéndome por los rincones. Un año muy distinto al anterior y en el que he vivido sumida en el estrés y la inapetencia, huyendo de todo y de todos. Por suerte, algunas personas han seguido tirando de mi mano para no quedarme estancada, sacudiendo de mis pies el barro que no me dejaba avanzar.

Gracias a ellas, me doy cuenta sólo ahora que echo la vista atrás de que el balance es más bien negativo, y gracias también a ellas he podido reaccionar en los últimos meses, contrarrestando todos los anteriores. Estoy dispuesta a encarar el año que viene con nuevas energías, decidida a resolver las incertidumbres que me plantea el 2008 con la mejor de las sonrisas.


¡Feliz 2008!

29 diciembre 2007

Dibujines

Sigo con los descubrimientos, y desde No Puedo Creer he llegado al blog de Mattias Adolfsson, un ilustrador sueco que ha tenido la genial idea de dibujar los personajes y naves de Star Wars en el contexto del París del siglo XVII (partes 1, 2, 3 y 4):

R2D2 y C3PO barrocos
C3PO y R2D2 de latón

Otra maravilla que puedes encontrar ahí es el increíble invento de la aspiradora humana, pero te recomiendo que mejor le des un buen repaso a todas sus ilustraciones!!

28 diciembre 2007

Brattittude

Cuál fue mi sorpresa ayer cuando puso mi madre la tele y aparecieron unas niñas que se llamaban Yasmin, Cloe, Jade y Sasha. ¡Mi oportunidad para ver Bratz!


Póster de Bratz: la película
¿Tendrán cabrona interior estas niñas?

Y es que me preguntaba, desde que vi el cartel, si el tagline tendría algo que ver con la teoría de la cabrona interior de Elizabeth Hilts.

Pues bien, ¡lo cierto es que sí! A su manera, por supuesto, la película se basa en ser como tú eres y no como crees que los demás quieren que seas. Y a esto le llaman "Brattittude" (algo así como Bractitud).

La película en sí es todo lo que puedes esperar de ella: purpurina, lazos, tacones y más brillitos a raudales, tanto que si no eres Mariah Carey a los 40 minutos empiezan a escocer los ojos, espolvoreado sobre una base de "somos amigas hasta la muerte y nuestra amistad es lo más importante para mí" más "esa imbécil que controla nuestras vidas es una arpía y hay que acabar con ella". ¿Se le puede pedir más?


Las cuatro amigas de compras
¡Friends power total de la muerte!

¡Yo digo sí! Pido un final apoteósico, ¡qué menos! En el número final compiten la arpía y el grupo de amigas, que además congregan al instituto entero, en un cara a cara musical. La actuación de la arpía no desmerece en absoluto su papel de diva triunfadora, y las amigas contraatacan con una canción sosita, acompañada de un baile también sosito, una ropa que luce poco, y una serie de planos en los que lo único se ve es un caos de gente a mogollón. El clímax de la película al garete.


Meredith en su piscina
Meredith triunfa incluso cuando no le toca.

Y es que hay cosas que no se pueden descuidar. Y menos todavía se puede permitir que Cloe sea una copia perfecta de Belén Esteban con las raíces sin teñir y la peor vestida de las cuatro. ¿Y las niñas que tengan su muñeca Cloe, qué?


Vestidas de payasitas guapas
Adivina quién es Cloe

23 diciembre 2007

Feliz Navidad

¡Muy Feliz Navidad! Jesús nace de nuevo para inundarnos con su luz. Espero que disfrutes de esta alegría con la gente que más quieres. Con cariño, Estrella.
(Pincha en la imagen para hacerla más grande)

21 diciembre 2007

La comida y yo

Este mes estoy teniendo un cara a cara muy serio con la comida. Y no sé quién ganará al final.

Empecé el mes sustituyendo mis ricas tostadas o cruasanes a la plancha (todo bien untado de mantequilla y mermelada) de las 12:00 por un escueto plátano. La falta de ejercicio y tanta mantequilla estaban haciendo estragos en mi culo y mi barriguita. Y no es que el plátano no me guste, pero es que al final de la mañana me rugen las tripas :S :S

Por supuesto, las cosas no iban a quedar así. Porque en Navidad todo el mundo quiere reunirse para cenar, y con la del martes llevaba 3 cenas seguidas, más las que tuve antes, y ayer me salvé de otra. En especial la del lunes me hizo polvo el estómago (y lo que no era estómago también).

mi pobrecito estómago
En toda lucha hay víctimas injustas.

De momento, vamos bastante igualadas en el reto, pero me tiene temblando ya la cena de Nochebuena que van a preparar mi abuela y mi madre mano a mano y que está a la vuelta de la esquina, la de Nochevieja, y el roscón de reyes que voy a preparar y que espero que este año también sea comestible e incluso disfrutable.

Se admiten apuestas ;)

19 diciembre 2007

1 añito

Pues sí, ayer hizo un año que publiqué mi primer post en este blog, y era tal que así.

¡Cómo pasa el tiempo! Me ha dado tiempo a celebrar varias fiestas, hablar sobre películas y series, poner mi granito de arena en el Ciclo de Lecturas, contar varias tontadas, contar con la ayuda de una inestimable contribuidora, e incluso me han dado un premio! :D Por si fuera poco, hasta me han dejado hablar en Sommer, Palmen, Sonnenschein y Quédate a dormir.

También he llegado a una crisis bloguera y, más o menos, la he superado, así que espero seguir publicando por mucho tiempo, y que tú sigas viniendo a leerlo :)


vela de cumpleaños
Me va a costar soplar la vela, pero bueno...

17 diciembre 2007

Una afición

Hace poco me visitó Chililady y, leyendo un poco su blog, llegué al de Nadine. Nadine es una estudiante de Magisterio alemana y, con su presupuesto de estudiante, compra ropa de Zara y H&M, zapatos vintage en eBay y retales con los que se hace vestidos preciosos!! Su blog es una especie de diario de moda en el que cuelga sus fotos, y no tiene desperdicio. Por ejemplo, el disfraz de Caperucita Roja que lució en Halloween.

Esto me ha hecho recordar la época en la que tenía suficiente tiempo como para tener una afición, y me dedicaba a hacerme cuatro trapitos. Hace un par de años empecé una minifalda de pana y compré algún retal más para hacerme un bolso a juego, y aún no he terminado ninguno de los dos... jo.

Uno de mis propósitos para una vida futura va a ser tener tiempo libre a raudales.

12 diciembre 2007

Publicidad de cine

Ya se puede ver el vídeo completo del nuevo spot de Freixenet en su página oficial.

La idea me parece la patraña más absurda y rebuscada que se han podido imaginar: Scorsese se encuentra el guión de un corto que, según el spot, se escribió pensando en que lo dirigiera Hitchcock y nunca se grabó, con el detalle además de que falta la penúltima página. Entonces, Scorsese se decide a grabarlo por algo que tiene que ver con la conservación de películas que no se han grabado (?), pero no como lo dirigiría él en el momento actual, sino como lo haría Hitchcock en su propio tiempo, siendo a su vez consciente de que es imposible hacerlo igual.

Todo esto no tiene más intención que la de chupar del tirón de Scorsese y, ya que estamos, de Hitchcock. Y encima ni salen las burbujitas, ni nos desean feliz Navidad... ¬¬

Lo bueno de todo esto, aparte de no tener que ver a una pareja estrambótica haciendo cualquier tontería sin sentido, es el corto en sí. Pero mejor es que lo veas y no que yo lo destroce con una crítica sin criterio:



The Key to Reserva
(Sí, el título es así de feo)

PD: Si te has quedado con ganas de más, aquí tienes un breve repaso a todos los anuncios de Freixenet.

10 diciembre 2007

enumeraciones

Hace mucho tiempo que no escribo, y eso que tengo varias cosas en mente, pero las que tengo entre manos no me dejan. Hoy no he podido resistir publicar algo que acabo de leer, haciendo un pequeño inciso extra en el Ciclo de Lecturas de prestado que aún tengo que terminar (qué vergüenza!).

Adso, el narrador del que se vale Umberto Eco en El nombre de la rosa, dice en cierto momento que "nada hay más maravilloso que la enumeración, instrumento privilegiado para componer las más perfectas hipotiposis". Y ocasión no le falta para demostrar que realmente le gustan, como la increíble enumeración que te dejo aquí. ¿Eres capaz de encontrar la palabra que se repite? ;)





Salvatore vagó por el mundo, mendigando, sisando, fingiéndose enfermo, sirviendo cada tanto a algún señor, para volver después al bosque y el camino real. Por el relato que me hizo, lo imaginé unido a aquellas bandas de vagabundos que luego, en los años que siguieron, vería pulular cada vez más por toda Europa: falsos monjes, charlatanes, tramposos, truhanes, perdularios y harapientos, leprosos y tullidos, caminantes, vagabundos, cantores ambulantes, clérigos apátridas, estudiantes que iban de un sitio a otro, tahúres, malabaristas, mercenarios inválidos, judíos errantes, antiguos cautivos de los infieles que vagaban con la mente perturbada, locos, desterrados, malhechores con las orejas cortadas, sodomitas, y, mezclados con ellos, artesanos ambulantes, tejedores, caldereros, silleros, afiladores, empajadores, albañiles, junto con pícaros de toda calaña, tahúres, bribones, pillos, granujas, bellacos, tunantes, faramalleros, saltimbanquis, trotamundos, buscones, y canónigos y curas somoníacos y prevaricadores, y gente que ya sólo vivía de la inocencia ajena, falsificadores de bulas y sellos papales de indulgencias, falsos paralíticos que se echaban a la puerta de las iglesias, tránsfugas de los conventos, vendedores de reliquias, perdonadores, adivinos y quiromantes, nigromantes, curanderos, falsos medicantes, y fornicadores de toda calaña, corruptores de monjas y muchachas por el engaño o la violencia, falsos hidrópicos, epilépticos fingidos, seudohemorróidicos, simuladores de la gota, falsos llagados, e incluso falsos dementes, melancólicos ficticios. Algunos se aplicaban emplastos en el cuerpo para fingir llagas incurables, otros se llenaban la boca con una sustancia del color de la sangre para simular esputos de tuberculoso, y había pícaros que simulaban la invalidez de alguno de sus miembros, que llevaban bastones sin necesitarios, que imitaban ataques de epilepsia, que se fingían sarnosos, con falsos bubones, con tumores simulados, llenos de vendas, pintados con tintura de azafrán, con hierros en las manos y vendajes en la cabeza, colándose hediondos en las iglesias y dejándose caer de golpe en las plazas, escupiendo baba y con los ojos en blanco, echando por la nariz una sangre hecha con zumo de moras y bermellón, para robar comida o dinero a las gentes atemorizadas que recordaban la invitación de los santos padres a la limosna: comparte tu pan con el hambriento, ofrece tu casa al que no tiene techo, visitemos a Cristo, recibamos a Cristo, vistamos a Cristo, porque así como el agua purga al fuego, la limosna purga nuestros pecados. También después de la época a la que me estoy refiriendo he visto y sigo viendo, a lo largo del Danubio, muchos de aquellos charlatanes, que, como los demonios, tenían sus propios nombres y sus propias subdivisiones: biantes, affratres, falsibordones, affarfantes, acapones, alacrimantes, asciones, acadentes, mutuatores, cagnabaldi, atrementes, admiracti, acconi, apezentes, affarinati, spectini, iucchi, falpatores, confitentes, compatrizantes.



El nombre de la rosa. Umberto Eco.