16 abril 2008

Cumpleaños feliz

Acabo de superar el cuarto de siglo y, por muchas rimas que tenga, no ha podido ir mejor. Mis dos celebraciones (con amigos y con familia) fueron de perlas, y fueron días llenos de felicidad en compañía (también virtual vía SMS) de gente querida.

Como pequeño obsequio por mi parte, decidí hacer unas magdalenitas para el día de mi cumple. ¡Nunca imaginé que fueran tan fáciles de hacer y de quemar! La primera hornada la hice el 14 por la noche, y salieron duras como piedras y con saborcillo a carbón dulce debido a que pasaron demasiado tiempo en el horno después de que se apagara. La segunda la hice el 15 bien temprano, y por abrir el horno demasiado pronto se desinflaron un poco, pero aun así tenían buena pinta y resultaron de lo más comestible :) Así que, mi querido lector, ahí está la dificultad de las magdalenas: ¡en cuándo sacarlas de horno!

Bien, saqué las instrucciones de esta videoreceta, en la que una señora muy maja nos demuestra cómo hace las magdalenas. Yo la cambié un poco: la primera vez metí en la masa trocitos de chocolate, lo que no resultó ser muy buena idea, y la segunda cambié el aromatizante y les puse un poco de chocolate derretido por encima cuando estuvieron fresquitas. En fin, aquí está:


Ingredientes:

  • 125 gr de mantequilla

  • 125 gr de harina

  • 125 gr de azúcar

  • 3 huevos

  • 1 sobre de levadura

  • cáscara de medio limón o media naranja

  • * moldecitos de magdalena ;)

Preparación:

Se derrite la mantequilla en el microondas y en un bol grande se mezcla con el azúcar, los huevos batidos, la harina (tamizada si se es meticuloso) y la levadura (¡cuando la mezcla esté fría!). La cáscara de limón o de naranja se puede añadir rallada o entera, porque yo lo mezclé con la batidora y eso reduce a picadillo la cáscara :P Al final tiene que quedar una masa finita. Se pone el horno a precalentar a 200ºC, y mientras tanto se van rellenando los moldecitos hasta la mitad y colocándolos en la bandeja. Se les echa un poco de azúcar por encima y se meten en el horno, preferiblemente lo más abajo posible y con el ventilador encendido. En unos 8 minutos deberían estar, pero antes de sacar las magdalenas hay que esperar un poco para que no se desinflen con el frío repentino.


Aquí está la foto de las magdalenas que se quemaron. ¡No dejes que se pongan tan morenas! ;)


bandeja de magdalenas

4 comentarios:

Ligeia007 dijo...

Ains...pues que quieres que te diga...que yo me las comía quemadas y de 3 en 3. No se si es por la dieta que he comenzado pero yo creo que tienen una pinta estupenda. Y hasta la bandeja...y la encimera...aaaaaaaggggg ¡¡TENGO HAMBREEE!! ¬¬ (yo no aguanto otra semana).
Cambiando de tema para dejar de pensar en ricas magdalenas...me magdalena mucho no haber confundido el dia de tu magdaleaños, no estaba muy magdagura de no haber metido la magdapata.
Un besote magdatero Y QUE CUMPLAAAS MUCHO MAAAAS (esto con musiquita cumpleañosa ;) )

estrella dijo...

Pues las metí en una bolsita porque me daba pena tirarlas así sin más, si quieres te la mando por correo ordinario (no se pueden poner más duras, ni hacerse migas... bueno, quizá sí se puedan poner rancias!).
Besotes magdateros también para ti!! ;)

El gran halcón dijo...

Tienen buena pinta, sí. Yo me hubiera comido cuatro sin dejar ninguna a mi familia... Ups, si es lo que he hecho.
Tengo que decir que la culpa de que la primera hornada se pusiera dura no fue por el tiempo en el horno. No. Es que yo metí mano en todo eso y la cocina y yo...

Lo siento, y me alegro que en tu cumpleaños fueras felicísima.

estrella dijo...

Tú fuiste una de las principales razones de que yo fuera feliz el día de mi cumple, y me encantó hacer las magdalenas contigo (eres un pinche estupendo, ya quedó demostrado con la leche frita). Del sobrecalentamiento magdalenil fui yo la única responsable ;)