20 mayo 2008

Ampliando horizontes

Muchas veces, cuando me topo con gente que piensa de una forma radicalmente distinta a mí, o que parece que no piensa en absoluto, me invade el lado oscuro y me pongo de los nervios porque, para mí, mi forma de pensar es la mejor, claro ;)

Pero, si hago caso a mi vocación jedi (en la que estoy mejorando bastante, por cierto), reflexiono y me doy cuenta de que precisamente porque no todo el mundo piensa como yo, o más bien, cada uno piensa a su manera única y personal, el mundo es un lugar mejor y podemos enriquecernos calzándonos los zapatos de los demás y descubriendo sus puntos de vista. Y es por esto mismo por lo que me gusta tanto estudiar lo que pensaron los filósofos.


Todo esto viene porque el viernes, en un arrebato de amor, llevé a mi novio a un espectáculo de acrobacia y destrucción con coches como sorpresa por su cumpleaños. Iba horrorizada con la idea, pero sabía que a él le entusiasmaba, así que hice de tripas corazón y ...


Plantilla del espectáculo

Monumento

... ¡¡me encantó!!

2 comentarios:

Oso dijo...

¡Demonios! ¡¡Cómo no te iban a encantar los espectáculos de bigfoots!! Destrucción, olor a gasolina, ruedas de metro y medio, acrobacias sobre dos ruedas. ¿Qué más se puede pedir?

Besos.

estrella dijo...

Pues ahora que lo dices, seguramente el caucho quemado sea lo que me dejó en tal estado de enajenación mental XD
¡Besos!