10 junio 2008

Puaggg

Hay dos cosas que me dan mucho, mucho, mucho asco: los bichos, y lo que está muerto. Los bichos muertos es lo que más asco me da del mundo, me entra repelús sólo de pensarlo.

Lo cierto es que hay bichos que son bastante asquerosos: las cucarachas, por ejemplo. Las moscas también me dan bastante asco, tienen esas tripillas blancas que pringan al espachurrarlas. Puaggg... Hay otros que, no ya tan asquerosos, suponen una amenaza para la integridad física, como los mosquitos. Con ésos no hay que tener piedad. Lo que pasa es que también hay bichos que parecen tan inocuos e inofensivos que apelan a nuestros sentimientos más hippies y les dejamos vivir en paz. Como esos bichillos que se pegan a las camisetas amarillas en verano, que si los intentas quitar se revientan y te ensucian la camiseta. O como esas pequeñas polillas que realmente se llaman tortrix y en mi casa llamamos palomitas:


tortrix

Pues bien, aprende esto: ningún bicho es inocuo e inofensivo. Por casualidades de la vida, en cierto momento coincidieron en mi casa dos palomitas que intimaron y decidieron poner huevecillos en el falso techo de mi cocina. Desde entonces, tenemos generaciones sucesivas de palomitas y gusanitos caminando por el techo. Y no me queda más remedio que abandonar mis escrúpulos y matarlos en cuanto veo aparecer alguno. Es casi una obsesión, da igual lo que estemos haciendo, si mi hermana o yo vemos uno saltamos sobre una silla servilleta en mano para acabar con ellos de una vez.

Es desesperante, sí... pero las obsesiones nunca son buenas, y esta es la segunda enseñanza de hoy. Voy a contar algo muy traumático que espero no tener que volver a vivir nunca más.

Una noche, estaba preparándome un filete de pescado en la freidora, tan tranquilamente. En eso, llegó mi hermana a la cocina, y al instante detectó a una palomita. Rápidamente, le dio un golpe seco y la palomita cayó... en la freidora, junto a mi pescado.


¡¡¡¡PUAGGGGGGG!!!!

4 comentarios:

Heva dijo...

jajajaajajajajajja
me he reído muchísimo!!!jajaja
Perdóname hermanaaaaaaa, no era mi intenciónnnnnnnnn!!! jajaja

Reconoce que era mi deber acabar con ella...tuvo una muerte rápida...se quedó frita del susto.

saricchiella dijo...

Pero... pero... Heva!!! Cómo que te has reído?? Pero si es una historia ESCALOFRIANTE!! brrr... qué asquito, deverdá, me pongo mala de pensarlo :S:S:S

Esa noche seguro que cenaste fruta :S

:*:*:*!!!

KyRiah dijo...

Anda anda Estrella, no me digas que a la plancha no tendría una buena pinta increíble hmmm jejeje, jode, este comentario me ha dado asco hasta a mí :P, besos!

estrella dijo...

Sé que llego tardísimo para contestar comentarios, pido 1000 perdones...

Heva: Jajajaja... Te lo perdono porque eres mi hermana, que si no, ¡te la hago comer! XD

Saricchiella: Cada vez que veo la imagen de la palomita me da un repelús. No debí ponerla...
:***********

Kyriah: Aggg, ¡¡dan escalofríos sólo de imaginarlo!! Y pensar que hay gente que come bichos...