14 julio 2008

Campamentos

Seguro que en tu vida has visto alguna peli de campamentos. Yo recuerdo especialmente Campameto Cucamonga porque salían niños conocidos de series de televisión. Ahora veo que también aparecía Jennifer Aniston (!).




En este tipo de películas, los chicos se lo pasan genial, aprenden grandes cosas sobre la amistad, y de paso amargan la vida a los monitores, que generalmente son unos pedorros y ridículos.

De pequeña yo era extremadamente tímida y nunca me atreví a ir a uno. Como ya me estoy abriendo al mundo, a partir de mañana voy a estar una quincena en el campamento Enredados. Exacto: seré pedorra y ridícula y en pago me amargarán la vida.

2 comentarios:

Mari Carmen dijo...

¿Y al final te la amargaron o fue una buena experiencia?

¿Te gustó el campa desde el lado de "los mayores"? ¿Crees que te hubiera gustado ir de peque? (a pesar de la timidez, que por cierto, yo era igual que tú)

Cuéntanos tu experiencia vista desde el después, ¿mereció la pena padecer esas posibles trastadas que te hicieran? :)

Um besote gordo!

estrella dijo...

Pues yo diría que me amargaron y me dieron satisfacciones en la misma medida. Como soy optimista, valoro más las satisfacciones :) Pero sé que, de haber ido de pequeña, lo habría pasado un poco mal porque me era muy difícil hablar con otros niños. O quizá habría aprendido a hacerlo...!!
¡¡Muchos besitos!!